Exigimos la retirada de las acusaciones a las 19 personas que serán juzgadas la próxima semana por defender Kukutza

El desalojo y posterior derribo del Gaztetxe de Kukutza en Rekalde hace 4 añosmarcó el inicio de la pasada legislatura. Kukutza y la gestión pésima y violenta que sobre esta cuestión desarrollaron da forma conjunta PNV, PP y PSOE, y la negativa de estos partidos a reconocer el terrible daño causado no sólo a Errekalde, sino al conjunto de la ciudad, deja en evidencia dos modelos de ciudad antagónicos. El que prima los intereses privados de constructoras unidas a asuntos turbios, y que para ello no duda en emplear toda la violencia y la brutalidad a su alcance, como el que ejercieron de la mano en septiembre de 2011 PNV, PP y PSOE; frente a la mayoría que defendía los intereses públicos y generales de Errekalde y Bilbao.

En Errekalde quedaron en evidencia dos modelos diferentes de entender Bilbao, de entender la ciudad, el Bilbao de la excavadora y la porra, gris, que prioriza el centro en detrimento de los barrios, ese Bilbao de escaparate para turistas en el que lo diferente, lo que no piensa como lo que ahora se conoce como casta o lo que no es del agrado de ésta, se le quita de en medio. Y frente a ello el Bilbao diverso, de color, que pivota sobre los barrios, que es donde vive la mayoría de la población, el Bilbao de la gente que prioriza los intereses generales, y que se visualizó en las masivas manifestaciones, algunas de ellas reprimidas con dureza por la Ertzaintza.

Hoy el solar sigue vacío. Donde estaba Kukutza, una fábrica de sueños, de cultura alternativa, una alternativa socio-comunitaria completa, un edificio ejemplo de convivencia con el vecindario, de economía social y un activo importante de participación ciudadana, hoy no hay más que ruinas.

Donde existía un equipamiento que venía a satisfacer gran parte de las necesidades sociales y culturales de un barrio como Errekalde a coste 0 para el Ayuntamiento, hoy no hay más que desolación y escombro.

Y no sólo eso, las consecuencias de la muy pésima y violenta gestión de este tema por parte del PNV, PP y PSOE llegan ahora en forma de amenazas de cárcel. La próxima semana se iniciará el cuarto de los juicios, contra 19 personas. Sobre ellas pesa una petición fiscal de entre 18 y 30 meses. Además ados de las personas que serán juzgadas se les quiere imputar un delito añadido de resistencia, lo que supondría una pena añadida de 8 meses.

Ante todo esto; los grupos municipales de EH Bildu, Udalberri y Goazen Bilbao exigimos una vez más  la retirada de las acusaciones que pesan sobre las 19 personas que estos día están serán juzgadas y así como mostrar nuestro apoyo a la manifestación de mañana sábado día 12 de septiembre se celebrará a las 18.00 horas y anunciar que participaremos en ella.

No queremos acabar este escrito sin mostrar nuestro apoyo a OihuK, espacio autogestionado feminista de Rekalde, que en estos momentos se encuentra en riesgo de desalojo.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>