“Somos gente joven, pero que tiene las ideas muy claras y que estamos dispuestos a cambiar Bizkaia y el país” Xabier Jiménez

fff_7450_1

Pese a su juventud, Xabier Jiménez es un veterano del comunismo en Euskadi. Militante de Ezker Anitza, las fuerzas que componen Irabazi le han elegido como cabeza de lista de la circunscripción de Bilbao para las Juntas Generales de Bizkaia. Siendo maestro, ahora alterna la preparación de una oposición de enseñanza con la campaña electoral.

Opositor y candidato ¿cómo compagina ambas funciones?

-Con mucho esfuerzo y durmiendo menos. Pero sobre todo con mucha ilusión, que es el motor que hace que no gripemos estos quince días.

Cabeza de lista de Irabazi por Bilbao. ¿Es el candidato a diputado general?

-No. Nosotros no tenemos candidato a diputado general. Somos gentes de proyectos colectivos que creemos más en el equipo que en una sola persona. Además, en este caso no tiene mucho sentido porque lo que se elige son circunscripciones y luego, una vez dentro de las Juntas, si hay que presentar un candidato a diputado general ya decidiríamos.

Irabazi engloba a Ezker Anitza, Equo, Alternativa Republicana e independientes. Enfrente estará Podemos y, sin embargo, van juntos a las municipales en UdalBerri. ¿No hay un fraccionamiento de siglas cuando se pretendía la unidad?

-No es compresible por qué hay ese fraccionamiento de siglas. Cuando arrancamos este proceso en Irabazi lo hicimos con el objetivo de hacer lo que se ha hecho en UdalBerri. Irabazi es un espacio de izquierda que agrupa a todas las personas que queremos la transformación de Bizkaia, que creemos que se pueden hacer las cosas de otra manera. La apuesta ha sido fuerte y está ahí. Hasta el último momento Irabazi ha abierto la puerta a Podemos pero, y no sé por qué motivos, no han querido venir y sí lo han hecho en las municipales.

¿No ha sido posible entonces una única candidatura para la Juntas?

-Ha sido imposible porque Podemos no ha querido participar de los espacios de confluencia. No sé si quieren un proyecto autónomo o quieren probarse electoralmente. Pero lo que no es comprensible es que se lleguen a acuerdos municipales y en el estadio inmediatamente superior, como son las Juntas, no hayan querido ese acuerdo. Mejor dicho, no han querido ni participar en las asambleas.

Ustedes han asegurado que su campaña está basada en propuestas de ciudadanos, ¿cuántas han recibido?

-En nuestro programa electoral llevamos 400 puntos concretos. Lo hemos hecho hablando en las asambleas con las personas y también con la recogida de propuestas de colectivos que trabajan en diversos campos: los que trabajan en favor de los inmigrantes, colectivos estudiantiles, ecologistas… Queremos que nuestra candidatura sea eso, el reflejo de la gente que se mueve por cambiar Bizkaia.

Hablan de democracia participativa. ¿A qué se refieren?

-La democracia participativa es que la gente pueda decidir directamente las cosas sin tener que delegar. Como medidas concretas proponemos reformular la norma que permite las iniciativas populares. Ahora hacen falta 20.000 firmas y queremos reducir a 5.000. De esa forma se garantiza que las personas puedan unirse en torno a una iniciativa que se pueda discutir en las Juntas. Creemos también que hay que realizar consultas en temas que sean clave para el territorio como grandes infraestructuras o el transporte público. Y, sobre todo, es necesaria más transparencia. La gente debe saber. Si no sabe no se puede participar. Una democracia sana es una democracia transparente.

Otros de los ejes de su programa es la lucha contra el fraude fiscal. ¿Existe el fraude fiscal en Bizkaia?

-Hay fraude fiscal en Bizkaia, y está cifrado en 1.200 millones de euros al año. Hay muchísimo dinero sumergido que escapa al control de la Diputación.

¿Qué falla, el control o la voluntad política para hacerlo?

-Los controles no tanto, porque si podemos cuantificar ese dinero es que está controlado. Falla la voluntad. Hacen falta muchísimos más recursos. Las personas que trabajan en Hacienda están muy comprometidas con lo que hacen y están reivindicando una y otra vez que les hace falta más medios. Hay manera de atajar ese fraude, lo que hace falta es voluntad política y más recursos.

También hablan de planes de empleo. ¿Cuáles son los que presenta Irabazi?

-Hacemos una apuesta por la empresa local, en especial el cooperativismo. Creemos que es un modelo de empresa muy democrático, que revierte los beneficios en su entorno y no deslocaliza. Hace falta también cambiar el modelo productivo de Bizkaia porque hay espacios de oportunidad que no se están aprovechando. Hay mucha capacidad de generar empleos verdes, en el sector energético, apostando por energías renovables. Además, es necesario cambiar el sistema del bienestar desde el punto de vista asistencial. Lo importantes es crear empleos con salarios dignos porque luego esas personas volverán a invertir en favor de la sociedad. Hay capacidad para generar empleo, pero también es cierto que hay que coordinarse entre ayuntamientos, diputaciones, el Gobierno vasco y el Gobierno español.

Maroto (PP) en Gasteiz basa su campaña en la lucha contra el fraude en la RGI. ¿Existe ese fraude?

-El fraude en la RGI, según el Gobierno vasco, es del 0,3%. Hay más de 66.000 perceptores de renta básica en Euskadi, así que hay que imaginar lo mínimo que es el 0,3% de esa cifra. El problema que tiene Maroto es que la economía sumergida es del 20,7%. Quien pone el acento en ese pequeño fraude en la RGI y no lo hace en los más de 6.000 millones de euros que se nos van en fraudes al fisco, es porque se trata de gente con mucha cara.

¿Cuáles son las propuestas de Irabazi para la Ayuda Social?

-En primer lugar generar empleo digno, que es lo que cohesiona una sociedad. La gente quiere trabajar y no estar viviendo de unas ayudas que tampoco son tan altas. Hablamos de 600 euros. De momento lo que sí queremos es aumentar esa cuantía para que la gente tenga unas condiciones de vida dignas, en tanto en cuanto no encuentren un empleo digno.

Ha hablado antes de las grandes infraestructuras, ¿son necesarias?

-No. Y tenemos el ejemplo de la Supersur. Siempre sale en las campañas porque es un tema sangrante. Es una infraestructura megalómana que no era necesaria. Ha endeudado a Bizkaia para muchos años. Ha costado casi 900 millones de euros y, además, genera pérdidas puesto que no se han cubierto las expectativas. Y luego tenemos el tema del TAV. Nosotros siempre hemos defendido que hace falta una conexión de Euskadi con el resto del Estado y con Europa. Es algo que nunca lo hemos negado y el ferrocarril como concepto es bueno. Lo que pasa es que hay que definir qué tipo de ferrocarril queremos. Necesitamos un tren veloz, pero no uno de alta velocidad. Por eso defendimos la U vasca. No negamos que exista el problema de transporte, lo que discrepamos es del modelo. El TAV es como ir con un todoterreno por la ciudad. Gasta muchísima gasolina, es muy caro de mantener y por los límites de velocidad en ciudad no es nada rentable.

Los jóvenes son una parte fundamental en sus listas.

-Somos gente joven, pero que tiene las ideas muy claras y que estamos dispuestos a cambiar Bizkaia y el país. Gente que desde distintas realidades lleva mucho tiempo metida en política. Hemos trabajado en asociaciones de vecinos, en escuelas, en equipos deportivos. Trabajar en todos estos ámbitos también es hacer política. Somos gente joven, pero con ilusión y formada.

¿Tras los comicios estarían dispuestos a apoyar a otras candidaturas?

-Hablar es bueno, otra cosa es llegar a acuerdos. Tenemos nuestras 400 propuestas, nuestra alternativa para Bizkaia y habrá cosas en las que nos encontraremos con más facilidad con unas fuerzas políticas y otras en la que será casi imposible. Hay fuerzas de la derecha que plantean un modelo diametralmente opuesto al nuestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>