Un exconcejal toledano aspira a presidir la Diputación de Álava

2011 fue un año decisivo en la vida de José Damián García. Tras cuatro años como concejal por Izquierda Unida en Madridejos, las urnas no le permitieron renovar el cargo. Todo ello, tras una legislatura en que tuvo que compaginar su labor política con la sindical como delegado por Comisiones Obreras en Docavi, una de las empresas puertas de Villacañas donde tuvo que emplearse contra sucesivas reducciones de plantilla. Al final, él mismo quedó sin trabajo  con el cierre de la firma. Esta serie de cambios obligaron al madridejense, junto a su mujer, a reiniciar su vida emigrando a la otra punta del país, a Vitoria, pero conservando su compromiso político. Cuatro años después, García vuelve a someterse al escrutinio de los votantes, pero en una responsabilidad mayor: candidato por Irabazi, la marca vasca de Ganemos-IU y Equo, a diputado general (presidente) de la Diputación Foral de Álava.
García explica el inicio de este salto en la estabilidad económica que pudo recuperar en la capital alavesa, gracias a un empleo como comercial de una empresa de material escolar. A partir de ahí, empezó a militar en la Izquierda Unida local  «como uno más». Sus compañeros se fijaron en la valía del manchego para la Diputación alavesa. «Hace un año me plantean compañeros de aquí  que encabece la lista a la Diputación. Era un reto importante, tuve que pensarlo pero vi que podía aportar cosas. Y me sigo considerando uno más, recordando lo que decía Galeano de por qué los patos vuelan en bandada».
Un proceso de primarias en el que quedó como único candidato fue el prólogo de esta carrera en la que Irabazi aspira a conformar con otras seis fuerzas las Juntas Generales, el parlamento provincial elegido directamente (a diferencia de las Diputaciones de régimen común como la de Toledo) por los ciudadanos alaveses.
Una encuesta publicada por el principal diario alavés, El Correo, augura la elección de García y otro compañero suyo de Irabazi con junteros (diputados provinciales) junto a tres representantes de Ciudadanos, seis socialistas, siete de Podemos, ocho de PP, 12 de la abertzale Bildu y 13 del PNV. GarcíA espera mejorar las previsiones, pero la posición de Irabazi podrá influir en una Diputación muy fragmentada en la que apostará por «una alternativa de izquierdas, sobre la base de un programa político, con una tributación más justa y creación del empleo».
Tras cuatro años, García ya se considera tan alavés que defiende el concierto económico, ante la intención de Ciudadanos de suprimir el régimen fiscal propio vasconavarrro «Desde fuera se hace electoralismo. Hay que saber entender esta peculiaridad histórica y lo que hay que ir es a una armonización fiscal en la que no paguen menos los ciudadanos más ricos y más los más pobres».
Alaba la sociedad alavesa como «crisol de culturas» capaz de acoger a cualquiera con independencia de su origen. De hecho, señala que la única persona que le ha echado en cara su origen foráneo en esta campaña electoral ha sido, paradójicamente, el candidato del PP y actual diputado general, Javier de Andrés. «En un debate en radio, me acusó de no conocer el territorio. Pero yo le he demostrado que tengo un mayor conocimiento del territorio gracias a un mayor compromiso con los intereses generales, por ejemplo con la oposición al ‘fracking’», explica.

Fuente: http://www.latribunadetoledo.es/noticia/ZE1AEA0EB-A2C1-F11D-854C9EF2892CDC2E/20150523/exconcejal/toledano/aspira/presidir/diputacion/alava

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>